Entradas etiquetadas como Movimiento ocupa

Los que usan las redes sociales tienen miedo de dar opiniones

08.01.2012

Me he sorprendido al ver que los artículos más visitados de mi Blog al que podéis incorporaros para comentar en http://www.federicorivas.wordpress.com son los relativos a las redes sociales.

En cada caso hice comentarios, más bien, negativos, en el sentido de que es muy poco lo que se aporta a la red. Solo añadir y añadir. Añadir amigos en una carrera hasta que llegan al límite; añadir fotos y etiquetar a los individuos que se hallan en ellas (cosa que algunas veces molesta a los etiquetados y otras veces no ves la razón de tal etiqueta porque no están en las fotos); añadir enlaces a artículos en medios de comunicación o Blogs (algunos de ellos muy interesantes); añadir enlaces a vídeos (algunos interesantes aunque la mayoría no aportan muchos pensamientos); y para de contar.

Lo que quiere decir que de cosecha propia no se aporta nada. ¿Por qué?

¿Será el temor, la vergüenza, la timidez?

Estoy seguro de que la mayor parte de vosotros tenéis ideas que compartir, pensamientos, reflexiones, sobre temas sociales, políticos, económicos o sobre cosas de la vida. No hay que temer expresarlos. La red va a permitir que otros los conozcan, los debatan, los estudien y los reformulen.

Si uno cree que la calidad de lo que aporta no es suficiente, se podrían entrenar mediante hacer comentarios a los Blog o a las notas que otros publican. Podéis tener la oportunidad de empezar aquí mismo.

Comprendo que los políticos no se quieran mojar, porque si lo hacen su partido les puede poner firmes; y si son las cuentas oficiales en FB, o en Twitter, las Webs o los Blogs, se comprende que lo que allí se dice pasa por muchos filtros y es la “verdad” oficial del aparato. Pero esa no es la única que interesa al gran público en la red.

También comprendo que los personajes públicos vayan a lo suyo, a vender su imagen.

Pero personas como tú y como yo, que nos preocupamos de lo que está sucediendo en nuestro entorno a nivel social, moral, político o económico, tenemos que hablar. Tenemos que generar una tormenta de ideas que finalmente deje un poso que sirva para formar estado de opinión con la que presionar a los que llevan la iniciativa en todos los niveles, en las organizaciones religiosas, en los partidos políticos y el Parlamento nacional, además de en el Ayuntamiento o en el Parlamento autonómico, sea como se llame.

Tengo amigos muy brillantes, académicos, profesionales y tampoco hablan. En este caso creo que es comodidad y evitar tener problemas, porque uno tiene miedo a equivocarse. Pero el que no habla no aporta y equivocarse permite mejorar y aprender, y esto debería ser más cierto, sobre todo de los académicos, cuyas ideas, teorías o tesis habría que falsarlas (sí así se dice).

Confiemos que esto sea un estímulo a muchos de mis amigos y de mis lectores para que se decidan, por lo menos, a falsar mis escritos. Eso sería un buen principio, para después seguir aportando más y más ideas a la red, para que las redes sociales e internet sea una red total de la que todos saquemos beneficios intelectuales.

Anuncios

, , ,

4 comentarios

Mis dudas sobre el Movimiento 15M

Quería hablar sobre el Movimiento 15M, pero me dije a mí mismo que no debería hacerlo hasta no tener una fundada opinión y, claro, me es difícil tenerla porque cada vez tengo más dudas.

Primero vi a jóvenes normales, quizás en paro o estudiantes; después comencé a ver a personas mayores que por su edad parecían jubilados y, por tanto, desfaenados. También vi a jóvenes alternativos, rastas, con muchos tatoos y otros con pinta de ocupas.

Mis primeros pensamientos de que, finalmente, la juventud alienada, que vivía a costa de los papás aunque estudiando o trabajando, pero que con poco tenían suficiente, que prefería el ocio y la mediocridad al esfuerzo, a las aspiraciones, al reto, a seguir mejorando; que criticaba lo que uno había sido (esclavo de su propio esfuerzo), que hacía ciertas las palabras de la célebre frase cuando señalaba que “necesito poco y lo poco que necesito, lo necesito muy poco” porque los papás suministraban el resto, viviendo en casa de los padres o en la propia, con ropa que lavaban sus padres, con tuppers de comida que hacía su madre…, decía que finalmente la juventud se despertaba. Y se produjeron en mí sentimientos de alegría. Finalmente la juventud sería, como en todas las generaciones, la que haría avanzar a la comunidad humana en el desarrollo social. La sociología, la psicología social y la antropología tendrían un objeto más de estudio.

Pero parece que lo que vamos a tener que estudiar y profundizar, en realidad, es un nuevo sesgo del movimiento ocupa, ocupa de plazas y espacios públicos; o el movimiento hippie alternativo que se organiza en comunas, ya bastante trasnochado.

O, a lo mejor, me equivoco y no es así y, efectivamente, lo mejor de la juventud que aplaude con movimientos de manos y dedos, que se sienta en el suelo, que quiere practicar un remedo de democracia asamblearia, que reflexiona, no se deja llevar por los asociales o por sociópatas.

El tema es serio, porque una luz de esperanza se podría ver apagada por individuos que padecen sociopatía, también conocida como trastorno de personalidad antisocial (TPA), patología que deriva en que las personas que la padecen pierden la noción de la importancia de las normas sociales, como son las leyes y los derechos individuales.

De modo que en lugar de fijar hoy mi criterio sobre el Movimiento 15 M, me lo reservo para futuro, cuando del río revuelto que parece ser, la suciedad que lo envuelve se pose y se vea qué queda de bueno. Hasta ahora todo son dudas. Dudo, incluso, de todo lo que he dicho.

, , , ,

1 comentario

A %d blogueros les gusta esto: