¿Por qué nos discriminan?

Por qué nos discriminan

28.12.2016

Frederic Rivas García. Doctor en Derecho

 

El director de este medio José Luis Valencia hablaba el pasado día 18 de diciembre de “La discriminación castellonense” haciendo referencia a una retahíla de deudas para con nosotros que lastran la economía, y manifestaba que la objetivación de la discriminación histórica valenciana, y castellonense en particular, en infraestructuras no es un argumento político, es económico. Y no le falta razón.

Vicent Soler, el Conseller de Hacienda y Modelo Productivo hablaba el mismo día en otro medio de que los “doscientos años de invisibilidad política no se curan en un santiamén”, y ello me recordaba el interesante artículo del profesor Vicent Baydal en el Blog Vent de Cabylia titulado “Els valencians, infrafinançats des de fa segles?“ en el que sostiene (http://www.ventdcabylia.com/2016/08/els-valencians-infrafinancats-des-de-fa.html) la secular infrafinanciación, en el sentido de que salía más dinero que entraba en inversiones e infraestructuras, de modo que el dinero de los valencianos servía para financiar a la corte o al Estado.

Vivo toda mi vida en Castellón, nací en un pueblo de la provincia, en Soneja, y desde la edad de dos años vivo en la ciudad de mis amores: un pueblo grande (lo era antes) ahora ya casi una capital suficientemente grande (para nosotros que la hemos conocido pequeña y en la que casi sabíamos quienes eran todos los vecinos) pues tiene 171 669 habitantes según datos de 2015. Pero la provincia entera sólo tiene 582.327 habitantes.

Castellón, ciudad liberal por excelencia, casi autárquica; con orgullo de su cultura, de su capitalidad cultural: aquí se habla más y mejorar la lengua propia, el valenciano (nuestra forma de decir catalán). Con iniciativa para la industria: es la provincia con mayor producción cerámica; para la exportación: véase nuestro mirar a Europa y al mundo desde el siglo XIX, e incluso antes, con su producción naranjera, vitivinícola (vino Carlón) y la suministradora de toda la cordelería, maromas y jarcias para todas las marinas de guerra del mundo.

¿Y qué quiere decir eso? Pues que Castellón se conforma consigo misma. Pero, ciertamente es la gran olvidada. Siempre nos han hecho llegar tarde a todas las cosas: a las infraestructuras modernas, a las rondas, a las autovías, al aeropuerto, al AVE, al Corredor mediterráneo.

El dinero que había, o que no había pero que se dispuso, se gastó para las obras faraónicas del Metro, de la Ciutat de les Arts i les Ciències, de l’Oceanogràfic, la nueva terminal del Aeropuerto de Manises, de la Fórmula 1, todo ello de Valencia; o de la Ciudad de la Luz (estudios de cine), del parque temático Terra Mítica, la nueva terminal del aeropuerto de Alicante el Altet, inaugurada y, por supuesto, en funcionamiento desde 2011. Y un largo sinfín de muchas cosas más.

Todo el tiempo que en Castellón ha gobernado el Partido Popular la reivindicación a favor de que se pongan al día en inversiones, infraestructuras y apoyo al desarrollo económico ha sido la bandera. Pero no gobernando o sí el mismo partido en la Comunidad autónoma o en el Estado, lo cierto es que la bandera de la reivindicación sólo ha sido eso, una reivindicación, una excusa para volver a prometer que se conseguirían las cosas necesarias, al final una reivindicación eterna porque nunca se conseguía lo reivindicado.

Lo curioso es que esa misma bandera reivindicativa la han usado los dos partidos mayoritarios, cuando han gobernado en la ciudad o no, cuando hacían campaña para las elecciones autonómicas o estatales. Pero Castellón siempre quedaba olvidada, sus infraestructuras si comenzaban, se dilataban en el tiempo durante varias legislaturas. Estímulos, dinamización económica: ninguna.

De entre los 582.327 habitantes, el 20 de diciembre de 2015, este medio decía, que “417.190 electores de Castellón eligen a sus representantes entre quince partidos” y éstos, digo yo, son pocos y no tienen suficiente importancia ni para unos ni para otros, pues sólo votaron 296.225, con una abstención del 26,20 %, de modo que los votos computables fueron al PP 106.566 con el 35,73 %, a PODEMOS-COMPROMÍS-EUPV 71.860 con el 24,09 %, al PSOE 65.911 con el 22,10 %, y a C’S 43.994 con el 14,75 %; el resto hasta el 100 % fueron pequeñas formaciones. Hay que señalar además que de entre de esos, cada partido mayoritario ya tiene los votantes de siempre, con lo que el vuelco hacia una parte u otra no va mucho más allá de 20.000 votos entre todos ellos (60.000 antes de la llegada de PODEMOS).

¿Para qué preocuparse, pues, por esos 20.000 o 60.000 votos?

Alguien puede sacar como consecuencia que, dado que nunca hemos conseguido que se acuerden de nosotros y, probablemente, nunca se acordarán, habría que hacer una reflexión profunda si son los partidos estatales mayoritarios los que, de verdad, aunque manden allá, en Valencia, o más allá, en Madrid, pueden acordarse de nosotros, porque finalmente escuchen a nuestros representantes elegidos (dentro de esos partidos) que sí se preocupan por su circunscripción. Pero este es otro tema que habría que estudiar separadamente.

Además, el hecho de que el BLOC se haya presentado en coalición electoral en COMPROMÍS (BLOC, INICIATIVA, VERDS) y, a su vez, conjuntamente con EUPV, ha difuminado completamente la posibilidad de que alguna organización política se identifique y se preocupe verdaderamente de nuestra tierra, más allá de promesas falsas electorales. Queda a salvo de este comentario el buen trabajo de Joan Baldoví y algún otro en el Congreso y en el Senado.

Aunque haya castellonenses en el gobierno de la Comunitat, la pobre financiación, mejor dicho, la infrafinanciación, impide que, en su caso, puedan hacer que Castellón y provincia no quede relegada como siempre. Todavía no ha llegado la hora, aunque parece que está claro que no llegará nunca, porque aquí no hay graneros de votos como en Andalucía, Castilla y Galicia.

De modo que esta es mi opinión de por qué nos discriminan. Pero ¿hay solución? Lo veremos.

Anuncios

, , , , , ,

  1. #1 por Félix del Pozo López el 29 diciembre, 2016 - 17:27

    Federico….bien ..muy bien despertando alertagados ….pero entrastes en política y que …pues nada …desvelas inquietudes y tu preocupación por lo próximo. …es poner un granito de arena para que despierte una sociedad no alertagada. …dormida y que necesita mirar a su alrededor. ..muy bien. Saludos

  1. ¿Por qué nos discriminan? — Mi punto de vista | gramirezblog

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: