¿Votaremos como siempre?

¿Votaremos como siempre?

Federico Rivas García. Doctor en Derecho

21.05.2015

 

¡Castellón de la Plana!, ciudad liberal por excelencia, casi autárquica; con orgullo de su cultura, de su capitalidad cultural: En la provincia de Castellón se habla más y mejor la lengua propia, el valenciano (nuestra forma de decir catalán). Con iniciativa para la industria: es la provincia con mayor producción cerámica; para la exportación: véase nuestro mirar a Europa y al mundo desde el siglo XIX, e incluso antes, con su producción naranjera, vitivinícola (vino Carlón) y la suministradora de toda la cordelería, maromas y jarcias para todas las marinas de guerra del mundo.

¿Y qué quiero decir con eso? Pues que cometemos un error ya que tanto la capital como la provincia de Castellón se conforman consigo mismas. Pero para los que deciden en Madrid como capital de España, o en Valencia como capital de la Comunitat Valenciana, es, ciertamente, la gran olvidada. Siempre nos han hecho llegar tarde a todas las cosas: a las infraestructuras modernas, a las rondas, a las autovías, al aeropuerto, al AVE, al Corredor mediterráneo.

El dinero que había, o que no había pero que se dispuso, se gastó para las obras faraónicas del Metro, de la Ciutat de les Arts i les Ciències, de l’Oceanogràfic, la nueva terminal del Aeropuerto de Manises, de la Fórmula 1, todo ello de Valencia; o de la Ciudad de la Luz (estudios de cine), del parque temático Terra Mítica, la nueva terminal del aeropuerto de Alicante el Altet, inaugurada y, por supuesto, en funcionamiento desde 2011. Y un largo sinfín de muchas cosas más.

La reivindicación a favor de que las administraciones se pongan al día en inversiones, infraestructuras y apoyo al desarrollo económico ha sido la bandera. Pero gobernando o no el mismo partido en la Comunidad autónoma o en el Estado, lo cierto es que la bandera de la reivindicación de los dos mayoritarios sólo ha sido eso, una reivindicación, una excusa para volver a prometer que se conseguirían las cosas necesarias; al final una reivindicación eterna, porque nunca se concedía lo reivindicado.

¿Pasará ahora lo mismo? Por eso habría que meditar muy mucho a quien damos nuestro voto, ¿a los que siempre se olvidan de nosotros? ¿a los nuevos que no sabemos cómo van a gobernar; que dicen que pueden, o que son ciudadanos como nosotros?

Las preguntas son pertinentes porque algunos piensan que gobernar es gastar dónde hay más votos en juego. Pero eso no es gobernar, sino comprar, mantener cautivos a los ciudadanos que reciben, y ser injustos con los ciudadanos de los pequeños territorios que nunca reciben.

Y todo ello porque parece que los, aproximadamente, 400.000 votos que son los que pueden ejercer el derecho de sufragio del total de, aproximadamente, 600.000 habitantes de la provincia no tienen suficiente importancia ni para unos ni para otros, sobre todo porque el vuelco hacia una parte u otra no va mucho más allá de 60.000 votos. Veremos en esta ocasión.

Alguien puede sacar como consecuencia que dado que nunca hemos conseguido que se acuerden de nosotros y, probablemente, nunca se acordarán, habría que hacer una reflexión profunda si son los partidos mayoritarios los que, de verdad, aunque manden allá, en Valencia, o más allá, en Madrid, pueden acordarse de nosotros. Y yo digo que no estamos para aguantar otra legislatura autonómica ni, en breve, otra legislatura de elecciones generales, ignorándonos. A la vista de todo lo dicho, pensemos muy bien quién está, qué partido está, más capacitado para luchar, defender y tener presentes las necesidades de las comarcas y de la capital de Castellón, y quién creemos que, verdaderamente, lo hará y se dejará la piel en ello: a ese votémosle.

, , , , , , , , , ,

  1. #1 por Félix del Pozo López el 22 mayo, 2015 - 16:34

    Estimado Federico, tus comentarios tocan la sensibilidad del lector, todo es verdad, pero, el pero es que, podemos poner un AVE diario desde Castellón a Madrid o a Barcelona, lamentablemente, no será rentable, irán cuatro, alguien puede decir , pero tenemos derecho a tener lo que tienen los demás, si, tienes derecho, pero los demás no pueden, ni tienen porque pagar lo que no es viable, pongamos otro a Morella, en cuanto al aeropuerto, más de lo mismo.
    Los políticos, uf.,, los políticos son un mal necesario, porque la democracia requiere de políticos, pero el político por lo general suele ser un trepa, sino, pues no es un político, busca el voto fácil y de estadista y de plazo largo muy poco, bueno nada, porque sencillamente tiene que ver la legislatura en la que está y estar pendiente de los codazos de los que lo rodean (fuego amigo),su meta pues ganar elecciones , proponer y en casos hacer lo que no es viable, la rentabilidad,la necesidad, eso le importa, en mi opinión poco, cada uno que piense lo que quiera, los resultados y las pruebas ahí quedan y los ejemplos pues muchos, uf, sencillamente buscan el voto…. la utilidad… el coste…. no sale de su bolsillo, el resultado, mirando alrededor lo vemos y lo estamos viviendo hace años, a la vista está.
    Y el TRAM , de tu querido Castellón, que ganas de gastar y despilfarrar, para ponernos un autobús, cuando se hace algo nuevo, debe ser por necesidad, para diferenciarte, para mejorar, mira que si estas mentes talentosas, hubieran pensado en un tranvia o hubiesen pensado en una Panderola eléctrica, quizás para ellos eso era mucho pensar, si es que piensan, claro, lo importante era levantar todo Castellón, para poner un autobús, que bien, que ciudad más cosmopolita, era necesario, innovador, que pena de gente, un día se lo dije al actual Alcalde en un avión en el que coincidimos, su contestación, ” eso se aprobo en la anterior legislatura ” , sí, y tu eras concejal del equipo de gobierno.
    Tenemos que votar, pues sí, hay que votar cambio, votar lo nuevo e intentar que lo nuevo no caiga en los defectos de lo viejo, pero por no terminar con buenos augurios y no tener la vista solo puesta en el ombligo, el pero, siempre el pero, digo yo, no será que el ser humano por naturaleza es así, quizás o mejor dicho, sin quizás, somos y seremos, una pena, pero somos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: