SOBRE EL REPARTO DEL CAPITAL Y LAS RIQUEZAS II.- Ingresos y capital. La interesante relación entre ambos

SOBRE EL REPARTO DEL CAPITAL Y LAS RIQUEZAS

II.- Ingresos y capital. Una interesante relación

24.08.2014

Federico Rivas García. Doctor en Derecho

 

He citado en otra ocasión a Piketty[1], brillante economista, que para que entendamos adecuadamente su argumentación se asegura de que tengamos claros los conceptos con los que trabaja en el desarrollo de las conclusiones sobre la interesante relación que hay, y lo que se puede extraer de ella, entre los ingresos y el capital.

En efecto, aclara que la noción de ingreso nacional, no coincide con el mucho más conocido PIB (Producto interior bruto), pues, además de referirse este último a la producción interior, no computando los ingresos que el Estado y los nacionales tienen del extranjero, de dicho producto interior hay que descontar la depreciación o amortización de los elementos de capital, que en términos medios, asciende a un 10 %. Con ello, llega al concepto de producción interior que es el 90 % del PIB. Pero como hemos dicho, tanto los nacionales como el propio Estado tiene ingresos procedentes del exterior, y hay extranjeros que participan y son propietarios de parte de la producción interior, con lo que es preciso añadir a la producción interior el importe neto de los ingresos del extranjero, de modo que a nivel de un país concreto,

Ingreso nacional = producción interior + ingresos netos recibidos del extranjero

Aunque a nivel mundial los ingresos recibidos y remitidos al extranjero se equilibran por lo que

Ingreso mundial = producción mundial

Pasemos ahora a considerar el capital. Al nivel de las cuentas contables, sea de un empresa o de un país dado o, incluso, del conjunto de los mismos en todo el planeta, la producción y los ingresos que proceden de la misma se pueden descomponer en ingresos del capital e ingresos del trabajo; es decir

Ingreso nacional = ingresos del capital + ingresos del trabajo

Reconoce que cuando habla de capital excluye el denominado capital humano, es decir, la fuerza de trabajo, las calificaciones, la formación y las capacidades individuales. Más bien incluye el conjunto de capital inmobiliario (inmuebles, casas) utilizado para el alojamiento, y el capital financiero y profesional (edificios, equipamientos, máquinas, propiedad industrial, etc.) utilizado por las empresas y las Administraciones. En definitiva todo tipo de riquezas que pueden ser poseídas por los individuos o por los grupos de individuos y transmitidas o intercambiadas en el mercado de modo permanente.

Aunque se puede hacer una distinción entre capital y patrimonio, dedicando el primer término a las formas de patrimonio acumuladas por el hombre (edificios, máquinas, equipos, etc.) excluyendo la tierra y los recursos naturales, los cuales la especie humana ha heredado sin haber tenido necesidad de acumularlos; para evitar la dificultad metodológica de separar el valor de los terrenos (patrimonio) sobre los que se construye los edificios (capital), no se hace dicha distinción. Lo mismo aplica a la posible distinción entre elementos utilizados en el proceso de producción y los que no lo son; por ejemplo, el oro, que sería un elemento de patrimonio pero no de capital. No acepta tampoco dicha exclusión porque el oro tiene un doble papel, como materia prima de joyería además de como reserva de valor.

En definitiva acepta la igualdad patrimonio nacional = capital nacional y la define como el valor total estimado a precios de mercado de todo lo que poseen los residentes y el gobierno de un país dado en un momento concreto, y que, potencialmente, puede ser intercambiado en el mercado. Se trata de viviendas, máquinas, equipamiento, marcas e inventos y otros activos profesionales, todos ellos activos no financieros; así como los activos financieros compuestos por cuentas bancarias, planes de ahorro, obligaciones, acciones y otras participaciones en sociedades, imposiciones financieras de toda naturaleza, contratos de seguro de vida, fondos de pensiones, etc., disminuido de los pasivos financieros, es decir de todas las deudas. Si nos limitamos a los activos y pasivos detentados por el Estado y las Administraciones públicas, obtenemos el capital público; y si consideramos exclusivamente los detentados por individuos privados, entonces obtenemos el patrimonio o capital privado. En definitiva

Patrimonio nacional = patrimonio privado + patrimonio público

Llegados a este punto, informa de la débil capitalización pública, incluso negativa cuando las deudas públicas sobrepasan los activos públicos, y asegura que el patrimonio privado representa casi en todas partes la casi totalidad del patrimonio nacional.

Ciertamente el valor de una sociedad mercantil depende a menudo de su reputación y de la de sus marcas, de sus sistemas de información y de sus modos de organización, de sus inversiones materiales e inmateriales realizadas para incrementar la visibilidad y la atracción de sus productos y servicios, de sus gastos de investigación y desarrollo: todo esto está tomado en cuenta en el precio de las acciones y de otras participaciones sociales y se incluye en el valor del patrimonio nacional. Aunque, ciertamente, haya un lado bastante arbitrario e incierto en los precios de los mercados financieros.

Adicionalmente tenemos que precisar que el patrimonio nacional puede descomponerse en capital interior y capital extranjero

Patrimonio nacional = capital nacional = capital interior + capital extranjero neto

 

 

[1] Véase mi artículo “Sobre el reparto del capital y las riquezas: I.- Fuerzas de convergencia y divergencia en economía”, publicado en este mismo medio.

 

, , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: