Cómo deberían financiarse los partidos políticos

Cómo deberían financiarse los partidos políticos

20.01.2013

Federico M. Rivas García. Doctor en Derecho

 

 

El 17.11.2006 colgué aquí bajo el título ‘La financiación de los partidos políticos’ una frase larga y suficiente descriptiva. Era la siguiente:

¡Qué miedo tratarlo! nadie dice nada, y mientras tanto cada uno de los partidos se la monta como puede y, al cabo de los años, antes de prescribir, se descubren sus delitos y trampas, no sólo para financiar ilegalmente partidos sino porque algunos de los administradores del dinero de los mismos han “untado” también su personal y particular tostada.

Ciertamente dichas palabras continúan siendo actuales, pues con el descubrimiento de que un ex tesorero del Partido Popular tuvo una cuenta en un Banco Suiza en la que llegó a acumular 22 millones de euros hay mucho en qué pensar, y es necesario que se planteen de una vez por todas las alternativas a una correcta financiación de los partidos políticos, en lugar de aprovechar la ocasión (que no digo que no haya que hacerlo) sólo para lanzar dardos envenenados al contrincante político.

Bien, pues vamos a meternos en harina.

En ABC del 18.01.2013, un editorial en página 4 señala que es “Una oportunidad para el PP” y que “una investigación interna exhaustiva y con resultados públicos, además de la colaboración que requieran los jueces, sería la respuesta adecuada del PP en el caso Bárcenas”. Indica que “en una democracia mínimamente exigente, con una opinión pública justificadamente sensible a la corrupción (que además de un delito es un insulto a la sociedad con un 26 % de pago), el PP tiene que tomar iniciativas y no quedarse en la negación de los hechos”.

En El Mundo del 18.01.2013, en primera página se titula “Bárcenas pagó sobresueldos en negro durante años a parte de la cúpula del PP”, pues “distribuía cada mes sobres con cantidades entre 5000 y 15000 euros a secretarios ejecutivos, cargos públicos y otros miembros del aparato”, “con el dinero B procedente de constructoras, empresas de seguridad y donaciones, se daba también protección a amenazados por ETA” y “el ex tesorero amenazó con revelar estos pagos si el partido no le ayudaba a eludir las consecuencias penales del ‘caso Gürtel’”. En la página 3 de Opinión, en la zona de editoriales, también señala que “El PP no tiene más remedio que hacer su propia catarsis interna”, “está obligado a investigar los sobresueldos que Bárcenas repartía”, “todas las personas que hayan incurrido en estas prácticas deberían ser apartadas del partido, que, llegados a este punto, no tiene más remedio que llevar a cabo su propia catarsis”. Y dentro de una serie denominada “Políticos bajo sospecha, corrupción en Génova 13” desgrana material, incluso con fotocopias de documentos, hasta la página 13.

Allí mismo se dice que Rubalcaba del PSOE exige explicaciones a Rajoy, que IU (Izquierda Unida) y UPyD (Unión Progreso y Democracia) piden responsabilidades al PP; se añaden los casos de la familia Pujol, de CiU (Convergència i Unió) y el caso Pokémon de Galicia.

En El Mundo del 20.01.2013 se continúa la serie y se titula que a Rajoy: “No me temblará la mano” y que “el presidente del PP deja en manos de los jueces la investigación sobre Bárcenas”, “Cospedal anuncia que se ‘revisará’ toda la gestión”, Valenciano, del PSOE, dice que “es insoportable”.

Bien, estupendo, mucho material, buenas intenciones, exigencias y bastante más. Veremos cómo sigue, y si como siempre, el intercambio entre el PP y el PSOE será algo así como: ‘eso lo serás tú’, o ‘tú más que yo’, y ‘en tu partido pasó aquello’ y ‘en el tuyo lo otro’; o ‘quién esté libre de culpa que tire la primera piedra’; o ‘además de la civil o penal hay que exigir responsabilidades políticas’.

No puedo pensar que todos sean deshonestos, pero no comprendo cómo ningún partido entra a fondo en el meollo del problema: la financiación de los partidos políticos. No lo hacen el PP ni el PSOE, pero tampoco IU, UPyD ni los nacionalistas en sus diversas sensibilidades de izquierda o derecha. Todos quieren que las cosas continúen como hasta ahora, no quieren, creo, hacer nada porque, quizás los ciudadanos corrientes nos enteraríamos de cosas que, de momento, les parece que son sólo para iniciados. Oscurantismo, falta de transparencia que lleva a falta de honestidad, incluso a delincuencia. Pero son ellos los que lo quieren así, porque no se atreven a abrir la “caja de Pandora” que representa promulgar una legislación clara y transparente.

Si se cambiara la legislación y se permitiera la financiación casi libre de los partidos, me digo a mí mismo: ¿y qué si las empresas, algunas, o individuos poderosamente ricos, financian a los partidos?, ¿acaso no financia el Estado también a los mismos, y a los sindicatos, y a la Iglesia Católica? El problema no es la financiación, el problema es la falta de transparencia en cuanto al origen o a las cantidades, el no conocer quién les apoya, para poder estar ojo avizor para evitar el abuso, porque si el ejercicio que hacen los “grupos de presión” o “lobbies” en muchos países está perfectamente aceptado y es parte del funcionamiento de la democracia, el ejercicio de apoyar económicamente en las campañas electorales y en otro momento a los partidos también. Y está claro que tiene que ser así porque no hay institución de participación ciudadana que se financie con las cuotas de sus asociados; ni sindicatos, ni partidos políticos, ni asociaciones patronales, ni mucho menos la Iglesia Católica.

La cuestión es cómo ejercer el control financiero de esas aportaciones transparentes que sugiero.

Una vía sencilla es la de permitir la deducción como gasto del importe donado en la Base Imponible del Impuesto sobre Sociedades o del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, además de otorgar algún tipo de desgravación, como cuando se aporta a Fundaciones. Sería una forma de controlar los ingresos de los partidos, y el incentivo de considerarlo gasto y además base de una desgravación, es tan poderoso que, probablemente, todos lo declararían. Pero, por si acaso, algún partido todavía aceptara donaciones no transparentes, legislar que cuando se probara que el mismo lo había hecho, el partido debería quedar suspendido o incluso disuelto, además de la inhabilitación, las penas o responsabilidades civiles, penales o fiscales, tanto para el propio partido como para los individuos. Con esto se arreglaría para siempre y de raíz el problema.

Esto también evitaría que pasara lo que ha estado pasando hasta ahora, que los importes que se entregan a los partidos los recojan personas, que, a menudo, recaudan para sí mismas total o parcialmente, en lugar de hacerlo para el partido que representan.

Claro está que, esto evitaría el enriquecimiento de los arribistas, que saben poco de la cosa pública, pero mucho de beneficiarse de militar en un partido, por las prebendas y oportunidades que les ofrece. Evitaría también que personas sin escrúpulos se dediquen a la política porque no tienen otra cosa mejor a la que dedicarse, puesto que en ella no se precisan dura ‘oposición técnica’, test de inteligencia, capacitación, experiencia ni ninguna otra cualidad de eficiencia, sino simplemente obediencia, para esperar con paciencia el momento de cada una de aprovechar las circunstancias para beneficiarse personalmente, legal o ilegalmente.

Otra cosa a la que llevaría, probablemente, sería a la plena desafección del ciudadano respecto de la clase política que, desembocaría, por necesidad, en una catarsis o limpieza: ni incompetentes, ni sólo obedientes, sino personas de probada experiencia, capacitación y reconocido prestigio, serían el material del que se nutrieran los partidos y, en ese caso, sus retribuciones deberían estar a la altura adecuada, pero no más, como dicen los empresarios ‘a precio de mercado’.

Esa catarsis debiera venir también por el cambio de la legislación electoral de modo que fueran los ciudadanos los que eligieran a las personas, aunque estas militaran en partidos. Las personas elegidas en cada circunscripción deberían ser las que debieran responder ante sus electores y no ante sus partidos. Es decir, listas abiertas. Lo que no quita aplicación de algún tipo de ponderación para añadir estabilidad y no una disgregación que impidiera la gobernanza, pero sin dejar de atender a las minorías. Y también por un cambio legislativo, en su caso, para que el Senado fuera un lugar excelente y mejorado. Un lugar para tratar de que los territorios resulten representados, que sean personas y no siglas de un partido las que primen, y permitir el acceso de minorías, así como la ponderación de la decisión de aprobación o rechazo de la Cámara de segunda lectura mediante el estudio de en lo que resultaría el voto de minorías mayoritarias.

, , , , ,

  1. #1 por Felix del Pozo Lopez el 22 enero, 2013 - 10:35

    Estimado Federico, la caja de pandora, tarde o temprano se tenia que abrir, hay mucho que cambiar y el cambio no es ruptura.
    Hay que cambiar la Ley Electoral, para que el voto sirva igual en todas partes, hay que establecer la segunda vuelta en las elecciones para que las Minorias no manden sobre las Mayorias, lo que ha ocurrido durante mas de 30 años, listas abiertas, ya y ya es ya. Sigamos cambiando, el Senado , lo innecesario, lo que sirve para premiar el descanso de algunos, debe pasar a mejor vida.
    El Tribunal de Cuentas, debe ser remodelado , no sirve dar el resultado de la auditoria de un partido politico pasados 5 años.
    El Consejo de Estado, refugio en algunos casos de inutilidades , no sirve, no es util, es gasto, en un pais de penurias y cuesta abajo.
    La Justicia, tiene que ser independiente, el Consejo General del Poder Judicial , no debe nombrarse por el Poder Ejecutivo.
    El problema, es que la escoria de la sociedad es un mal necesario en democracia y tenemos muchos, demasiados y cada vez son mas y la maquina de crear entes publicos ya no da abasto, ya no saben ni como denominar al ente o cargo publico nuevo que crean, hay tantos y tan innecesarios e ineficaces, que van a nombrar un Secretario de Estado, por supuesto con toda su Corte de Honor, para llevar un registro para entes y cargos,que creen, con la intencion de que en Spain, no hayan duplicidades, porque aqui, no tenemos 17 miniestados, no tenemos Tribunales de la Competencia y tampoco tenemos Defensores del Pueblo, que pena, no tenemos, ademas el sistema educativo es uniforme en todo el pais, por eso hay Comunidades donde desde que tenemos democracia en su sistema educativo ha primado siempre, pero siempre, mas mucho mas, lo que nos diferencia, que lo que nos une y todo ello se lo debemos a nuestros politicos, que nos han llevado a esta situacion.
    Pues yo os digo “para este viaje no necesitamos unas alforjas tan cargadas”, ahora todo seran buenas intenciones, el ser humano por naturaleza necesita que todo este tasado y bien tasado.
    los sindicatos y los partidos politicos deben financiarse de las cuotas de sus afiliados, nada de donaciones fiscalizadas y sujetas a desgravacion, al final el que da, lo hace por interes o presion y el que recibe esta en deuda con el que da. Por supuesto el Estado de sus arcas debe de suplir las carencias economicas de ambos, atendiendo al numero de escaños o votos y el que no pueda financiarse que desaparezca, nunca tendremos escasez, ni de partidos ni de sindicatos. Si estimado Federico, hace falta una catartasis general, pero desde el pulpito o desde la poltrona la vision es borrosa y hacerse el harakiri, no los veo, hacen falta nuevas ideas, nuevas caras, girar la tortilla, pero los que no haran, la catarsis, ni su harakiri, no lo permitiran, algun parche, si seguro, pero nada mas esperaran a que escampe, se va muy bien montado en el tren de las prebendas y con el paraguas del Partido que todo lo cubre, ademas Federico de que nos quejamos tenemos democracia y estamos en Europa, somos libres y yo puedo decir esto en libertad y ademas tenemos futuro, pero que futuro, no lo se, pero ellos si lo saben y ademas me lo han prometido. El ser humano se acostumbra a todo y todo pasa y todo llega y lo bueno es pasar [Joan Manuel Serrat]

    • #2 por Frederic Rivas el 22 enero, 2013 - 18:00

      Muchas gracias por tu comentario. Añado que no es necesario inventar mucho, sino sólo copiar, de USA, de Alemania, de UK o de cualquier sitio que no ocurra lo que ocurre en España con la falta de transparencia de la financiación de los partidos políticos que conduce a corrupciones y recaudadores que recaudan para sí.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: