Las bajas por enfermedad de los trabajadores

Si la noticia que dan los diarios de que las bajas por enfermedad que causan ausencias del trabajo bajan tremendamente respecto a periodos anteriores por temor al despido, habría que hacer una seria reflexión en cuanto a la implicación y honestidad de los trabajadores.

Una ama de casa, aunque se encuentre sin ganas e, incluso, quizás, algo mal, continúa atendiendo a sus hijos y familia, salvo que la fiebre o la enfermedad se lo impida. El malestar no le impide cumplir sus obligaciones familiares.

Pues de la noticia se desprende que acaso ahora estemos pensando más en las obligaciones que en nuestra comodidad porque, de no hacerlo, quizás por la falta de implicación e interés por el puesto de trabajo y las responsabilidades que conlleva, se tome la decisión por parte de la empresa de prescindir de nosotros.

Pero si ahora puedo pensar en esas responsabilidades del puesto de trabajo como prioritarias respecto de mi comodidad; puedo continuar, como en casa, atendiendo el trabajo a pesar de mi malestar; me pregunto ¿por qué no lo hacía antes?

La respuesta lógica es que antes pensaba más en mí, mis derechos, mi comodidad, mi bienestar; y olvidada mi responsabilidad y las necesidades de la empresa. Eso tiene que ver con la honestidad.

No quiero decir más. Ahí está la idea, porque, en efecto, siempre deberíamos estar pensando más en nuestras responsabilidades y obligaciones que en nuestros derechos.

, ,

  1. #1 por Juan el 2 diciembre, 2011 - 18:03

    Para terminar este espacio, le comento una anécdota, que cierto capataz de una empresa me contó, y que luego fui entendiendo:
    ” en la empresa, hay quienes les verás, peleando, discutiendo con todos, defndiendo sus intereses, buscando lo mejor para agilizar, haga frio, calor o viento. Por el fondo, un señor, lleva una carretilla, poco a poco, con unos materiales. No se sabe, donde viene ni a donde va. Otros los verás y no verás, pero cuando alguien de mayor rango aparece, no se sabe como, siempre esatrá con la palabra justa, aunque sus pies, estabn sobre una mesa, y hablando mal de unos y de otros. Pero cuidado, es el veterano, que ya se conoce el que, como y a quien.
    Después, de unos años, tu te habrás roto, te habrán abierto la puerta para tu marcha, tras múltiples peleas, y nunca haber faltado ni un solo día en siete años a tu puesto de trabajo.
    Unos años después, te queda el gusanillo, y vuelves, para ver que tal va por allí la cosa, pues el amor a lo que has defendido sigue.
    El señor de los pies sobre la mesa, sigue. Y al fondo, ves la carretilla, con su conductor, por la misma acera”

    Eso me aconsejaron, me indicaron, no entendí, hasta que ví y comprendi.

    Moraleja.

    No planteemos el absentismo laboral como tal, en una falta de productividad del trabajador, pues un servidor, peleó contra él – se buscaba tope 4% desde el 12% y llegamos al 0%, peleamos mucho todos para ello, y precisamente fuí de los que no le aplaudieron tras muchos años de servicio, llegado el momento. Un abrazo.

  2. #2 por Juan el 2 diciembre, 2011 - 9:01

    Sr. Rivas, bajas fingidas y actitudes aprovechando la legalidad, buscando la marcha del trabajador, al mínimo coste. La gente, el presonal de una empresa, que siempre se inicia desde la base, son personas, y ni una cosa es buena, ni la otra correcta.
    Personalmente, prácticamente con la misma plantilla, logré con otras formas, que el absentismo laboral pasara del 12% a 1% en dos años, en una empresa de la construcción, y época de bonanza. La clave, el equipo organizado y estructurado, la justicia social, y la integración de todos lo elementos en un objetivo común, que es el de la sección, y esta dentro de los objetivos de una empresa. El resto, lleva a absentismos, bajas productividades, horarios a rajatabla mas por miedo que interés , depresiones, días de resfriados, tendinitis, lumbajias, ….etc y una respuesta decente mas que activa por motivación. Finalmente a unos sobrecostes y falta de productividad, no solo por el absentismo, que titula el artículo, sino por la implicación y el modo de todos los eslabones de la cadena. Y ahí llegan los recortes d personal, bajadas de retribuciones, malas caras, etc,.. unos contra otros, ERES, la difamación y espionaje de unos contra otros, etc. Y una empresa, es una cadena. Cadena, que son todos sus integrantes. Esto lo he vivido, comprobado, y ofrecido, con números y resultados. ¿Como se hace? Trabajando. No miremos solo el absentimo laboral como “del trabajador”, sino sus causas. He visto a diectivos, que un lunes cada tres, tenían enfermedades, y a trabajadores que tenían jaquecas. Motivemos, en lugar de buscar culpables y acciones coaccitivas. Gracias por su espacio.

  3. #3 por Juan el 28 noviembre, 2011 - 11:39

    Pues tiene razón.

    en mi vida solo he cogido una baja médica. Por ansiedad, debida a una tensión creada desde la empresa, y desconfianza, ante un proceso jurídico para ponerte nerviosillo, y donde siempre di la mano. Tres semanas. Llevo casi 20 años trabjando apara otros. Luego, pese con ciática, fiebres, diarreas por viajes constantes, sacarme muelas y con el algodon y la anestesia en la boca y en la cara acudir a juntas, NUNCA, he dejado de trabajar. Incluso con un familiar directo mío, recientemente fallecido, unas horas antes, ir al puesto de trabajo con mi hija, dar instrucciones para tres dias, despachar en obra y oficinas, y marcharme, con el móvil abierto ante cualquier consulta. Todos los días, pedia parte por unidades o perseguí los temas, mientrs el dolor, ambientaba mi entorno. Me dicen que no tengo sangre en las venas.

    Unos dias después, me entregaban una falta laboral por solucionar un problema, tras venir de un viaje internacional, haber dicho que iba a quien y a donde, para solucionar un problema, y haber gestionado en 3 horas, 250 km de conducir y el problema resuelto. Había abandonado mi puesto de trabajo, así lo indicó mi interlocutor, habiendo resuelto el problema, o necsidad inmediata, ante la gestión que me solicitó tres dias antes. un problema de entrega de suministros y logística.

    ¿Coges una baja médica por estas actitudes? No. Rotundamente no.

    He visto mucho, y hay quien le echa una cara y un morro a las cosas que no veas. Y desde el menor de los directivos al mayor de los operarios. Otros, no son bajas médicas, y si ausencias como “por la mañana descanso, por la tarde es cuando no vengo” . He visto bajas, hasta desde el dia 1 de contrato, o de 20 dias, y luego desaparecen. pero siempre hay un médico que lo rubrica. pero también he visto, actitudes que pueden conducir a ellas.

    Se honrado o bueno, muchas veces, es considerado como ser un “faba”. Ser duro, firme y exigente, le dan otro calificativo.

    Luego, la “gente”, hace lo que hace, pues ve lo que ve. Y España es como es.

    Le voy a contar otra anécdota.

    me contaban como en una escuela, una, titulación de un año; la norma era que el que faltaba cuatro dias, en un curso no le daban el título. Un alumno, con “personalidad”, no se sabe como, se le nombró delegado.

    Delegado muchas veces de si mismo. Unos dias iba y otros no. Si el fin de semana salia de fiesta, desde el jueves, el viernes no acudía y el lunes descansaba. Como no estaba mucho en la cuerda, no entregaba lo que se solicitaba a tiempo. Solución, se encaraba.

    Tiene el título igual.

    La picaresca, es la que es, y sí, ante el palo, todos se resignan un poco mas. Lo miremos donde lo miremos, muchas veces, mas vale, ver, oir y callar.

    • #4 por Frederic Rivas el 28 noviembre, 2011 - 15:14

      Muchas gracias también por estos comentarios sinceros y las experiencias aportadas que dan luz al problema de las bajas por enfermedades fingidas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: