Claves para que España pueda salir de la crisis

En artículos anteriores me he referido a diversas cuestiones que podrían ayudar a que España saliera de la crisis.

Estamos en plena pre campaña electoral y los candidatos, muy resumidamente, dicen que la forma de enfrentarse al principal problema de España es: por la izquierda, mediante menos austeridad y menos recortes, pues éstos, además de restringir derechos, todavía reduce más la actividad económica y el consumo; y por la derecha, mediante más austeridad, más recortes de lo que es prescindible en estos momentos, para reducción del déficit, y estímulo a la actividad económica con medidas e incentivos fiscales para las pequeñas y medianas empresas que son las que crean empleo.

Ambas “manos” políticas coinciden que el problema grave es el desempleo de casi 5 millones de personas.

Por otra parte la UE plantea dotar un teórico Fondo de 1 billón de euros que serviría como un seguro para las emisiones de deuda soberana hasta un 20 % de su valor nominal, lo que nos lleva a asegurar un nominal de 5 billones de euros, en el caso de llegar a usar la totalidad. Lo que Alemania posiblemente piensa es que con esta medida de aseguramiento no continuará la presión, en el mercado secundario de deuda soberana, sobre la emitida por Italia, España y probablemente Francia.

Esto nos lleva a que hay que esperar al nuevo Gobierno de España cuya actividad se notará a partir de año nuevo, y también nos lleva a pensar que no hay que esperar nada de la UE, respecto de ninguna política proactiva, más allá de la medida reactiva adoptada que pretende ayudar a la reducción del coste de la financiación del déficit de los estados mediante la contención de la prima de riesgo respecto de Alemania de los países periféricos, con el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) constituido también con capital externo, de China y otros países con importantes Fondos Soberanos. De políticas para reactivar el empleo nadie dice ni “mu”.

Pero el que me haya leído recordará que en otros artículos dije que emitir más euros y ponerlos en circulación era una solución. Con eso se resuelve el problema del crédito para incentivar el consumo y la actividad económica. Paul Krugman (premio Nobel de Economía 2008) en su artículo del 23 de octubre en el NY Times intitulado “El agujero en el balde de Europa” abunda en esta opinión y manifiesta que ningún peligro corremos de inflación pues el incremento de la masa monetaria en una economía en estancamiento o recesión no la produce.

También dije que había que incrementar ya mismo el consumo mediante la decisión valiente de aquellos que tienen trabajo y lo tienen más seguro; en lugar de contagiarse con la actitud de la mayoría de pagar a toda velocidad las deudas, por si acaso, (por lo tanto ahorrar y no consumir), continuar consumiendo e incluso haciendo nuevas inversiones sin pagar anticipadamente las deudas y sin miedo al futuro, porque del futuro los dueños somos nosotros mismos. Los que continúan teniendo empleo es necesario que dediquen, de sus recursos, un poco más que ayer pero menos que mañana, al consumo. Si eso lo hacen los que no están en paro, estoy seguro que nos meteremos en el camino de una espiral en dirección hacia afuera, hacia la expansión, lo cual producirá incremento del consumo, por tanto de la demanda, por tanto de la producción, por tanto de la ocupación, por tanto de la riqueza, por tanto, de nuevo,  mayor incremento del consumo, de la demanda, de la producción, de la ocupación y de la riqueza, y así sucesivamente. Esta sería la manera de allanar el camino de la economía y de adelantarnos a las decisiones que un nuevo gobierno pueda tomar.

Las claves son, por tanto:

  • Incrementar la masa monetaria, cosa que le compete al Banco Central Europeo, pero al que los gobiernos pueden convencer
  • Incrementar hoy mismo nuestro consumo, los que lo puedan hacer, gastando un poquito más que ayer, pero menos que mañana
  • Esperar a que el nuevo gobierno tome las riendas, convenza al Banco Central Europeo y nos convenza a todos que yes, we can, podemos lograrlo, y más todavía comenzando a aumentar el consumo desde hoy mismo.

,

  1. #1 por Juan el 28 noviembre, 2011 - 20:48

    El que gasta lo que tiene…..no come cuando quiere. Si la despensa es pequeña, menos y si la cigarra cantó, la hormiguita guardó.

    No pidamos a las hormiguitas, y no a los seres normales y si se quiere si a los mejor nutridos, que gasten sus despensas. Pidamos a los que llevan buenos trajes y coches, que reduzcan sus niveles de vida y con esos bienes materiales, entreguen a los que tienen menos, o compren todo lo que puedan. Utilizarán coche pequeño, dejarán sus descapotables, barquitos y chalets unifamiliares, y con todo ese dinero, ayudarán un poco a salir de la crisis. Pues se lo gastarán, para que los demás tengan trabajo.

    Pidamos a los que guardan su dinero en puntos de menor tributación, que lo traigan para cotizar como toca, o que la diferencia, la entreguen a hacienda, o finalmente que lo gasten en las tiendas y comercios de su ciudad.

    Pidamos a los funcionarios públicos, que trabajen 8 horas diarias, a igualdad salarial, o que reduzcan su salario, en función de las horas, según el mortal de al lado. Dinero. Ah¡, y que esos seguros privados, residencias y otros beneficios, pues con Franco, todos cobraban muy mal, y que se conformen con un trabajo de 8 horas, mas que indefinido, que no les permita ni disponer que se pagan desde los tributos de todos, y por tanto, del sudor, de los que hacen que haya trabajo, y así podrán mantener algunos, y como no tendrán tiempo pra pluriempleos, permitirán a otros trabajar.

    Hagamos que las autoridades públicas gestionen como toca, y paguen a sus proveedores como corresponde, donde todos los emprsarios, puedan tener iguales oportunidades, y habrá mas empresas con liquidez, y mas dinero para gastar.

    Y por último, pidamos por ejemplo a los Eurodiputados, que vayan en tren y avión normal, a su puesto de trabajo. Con lo que se ahorre, otros también podrán, pagar otras cosas, y por tanto comer.

    ¿Quien da la mano primero?

  2. #2 por Juan el 28 noviembre, 2011 - 11:11

    De los tres punto, dos tal vez.

    El que consumamos mas, porque gastando lo que tenemos, se resuelva el tema, no se si se resolverá, o en un tiempo, nos quedaremos a dos velas, y seremos más, los que esperaremos a que otros gasten ese dinero.

    Yo propondría, que gasten los que van mas que sobrados, y tienen de todo, incluso mas y mas, que se lo han ganado en años, por el dia a dia, no los pobres mortales, que tributen un poquito mas, los que tienen capitales guardados al 1%, y que los ajustes no sean solo para mantener el margen de beneficios- en el mejor de los casos- , con lo cual, se deja a mas personas, sin esa capacidad de consumir.

    Todos somos solidarios, el BCE suelta la maquinita, y los bancos, en lugar de embargar, los juzgados dsauciar, pues nos prorrogan las deudas y no nos incrementan los intereses, y nos crea una tranquilidad, que no una menor responsabilidad.

    • #3 por Frederic Rivas el 28 noviembre, 2011 - 15:13

      Muchas gracias por su comentario y su punto de vista. Lo que se trata es que, en lo posible, en lugar de pensar en el futuro, actualmente, por un tiempo, y hasta salir de la crisis, pensemos en el presente consumiendo, comprando y gastando. Es una ayuda, aunque pequeña, para que el resto, los que quedan con empleo, no se queden también sin él.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: