Los indignados del 15 M continúan alzando la voz

Parece que otro día 15, en este caso, de octubre de 2011, la gente continúa alzando la voz. Ahora parece un movimiento abigarrado mundial de indignados de Stéphane Hessel, de despertados por la primavera árabe (más bien de países musulmanes) o por el 15 M español; aunque también podría decirse que es la continuación del movimiento antisistema o antiglobalización que, desde hace muchísimo tiempo, se manifiesta cada vez que hay algún acontecimiento que reúne a líderes mundiales, como el G8 o el G20.

No estoy seguro, pero me parece que va a ser difícil adivinar en qué acabará. Y lo digo porque creo que fue un error manifestarse ayer, pues lo une a los antisistema, por el día y por lo que en Roma pasó. Ciertamente que en el resto de capitales no hubo violencia porque, probablemente, eran mayoría los que, manifestándose, provenían de otra génesis de ideas. Más vale así.

Tampoco estoy muy seguro de que, a los que no nos manifestamos, nos llegue la esencia de lo que se barrunta pueda llegar a devenir realmente tal movimiento, porque…

  • Con orgullo español en los medios de comunicación se dice que los de otros países se han despertado porque el 15M se despertó en España, “de Madrid al mundo”.
  • Sólo se oyen unas cuantas, pocas, expresiones de entrevistados que señalan lo que buscan y el resto lo ponen los medios de comunicación con sus comentarios o artículos.
  • Aunque parece que lo que piden es un cambio en la democracia, especialmente de una mayor representatividad, ¿qué significa realmente “nuestros sueños no caben en vuestras urnas?, ¿acaso puede sobrevivir una democracia asamblearia, que es lo que practican, más allá de estas etapas iniciales? Para intentar responder podemos prestar atención a lo que ha pasado con los Verdes en Alemania, que han llegado parcialmente al poder, y en el resto de Europa, que al final sólo es una sigla, una marca, que produce réditos electorales en forma de algunos votos.
  • Aprovechan la problemática de los que no pueden cumplir sus compromisos de pago por la adquisición de una vivienda, que se ha extendido más de lo deseable, y montan una PAH, es decir una Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Y no es que no sea el momento para plantearse el tema de la dación en pago como se practica en USA, pues poco más puede empeorar la situación de los bancos y aunque empeore, ahora sería el momento de acometer la reforma, en su caso, dado que poco afectaría a la concesión de nuevas hipotecas, aunque las encareciera, por el nivel tan bajo de volumen actual.
  • Consideran que estamos en manos del mercado o de los banqueros, sin acometer con profundidad una reflexión sobre el hecho que el mercado lo somos todos, los del Movimiento 15 M también (somos demanda y somos oferta, que la podemos hacer cambiar), y que el dinero de los banqueros proviene del dinero de los ahorros de todos, además, por supuesto, de las grandes riquezas y beneficios de compañías dirigidas por pocos que especulan contra todos.
  • “Menos policía y más educación” es una frase bonita como meta, pero realmente vemos a jóvenes estudiantes, especialmente españoles, con poca cultura del esfuerzo, con poca aplicación a sus estudios y con pocas ganas, de todo, de nada. Al menos eso es lo que dicen los estudios de los resultados académicos en España. Si ahora les gusta escuchar sentados en el suelo clases de economía, está bien, pero eso mismo pueden hacer en las escuelas, institutos o universidades, en las aulas o en el campus, y parece que allí no se aplican.
  • Cuando dicen “no somos antisistema, el sistema es antinosotros” significa precisamente eso, que son anti sistema, que no confían en los medios que el sistema tiene para resolver los problemas sociales. Y esto es peligroso aunque, quizás, no dejen de tener razón.

¿No será más bien que no se atreven a plantear el sustituir a los líderes de los partidos políticos, o a los propios partidos actuales, por otros nuevos, o por sus propias personas, porque no confían en sí mismos, porque saben que el poder corrompe? Y, de nuevo digo, tienen razón si es así.

Pero al menos nos están haciendo pensar. Adelante pues con este despertar social e intelectual que nos hace reflexionar en que se precisan elementos que eviten tiranías o excesos del sistema, sean del mercado, de la banca, de los partidos o de la globalización, porque todo ello se junta, y al final, no queda en la mente más que el pensamiento de sustituir el sistema, pero ¿por qué otra cosa lo podemos sustituir?

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: