Archivos para 29 octubre 2011

Claves para que España pueda salir de la crisis

En artículos anteriores me he referido a diversas cuestiones que podrían ayudar a que España saliera de la crisis.

Estamos en plena pre campaña electoral y los candidatos, muy resumidamente, dicen que la forma de enfrentarse al principal problema de España es: por la izquierda, mediante menos austeridad y menos recortes, pues éstos, además de restringir derechos, todavía reduce más la actividad económica y el consumo; y por la derecha, mediante más austeridad, más recortes de lo que es prescindible en estos momentos, para reducción del déficit, y estímulo a la actividad económica con medidas e incentivos fiscales para las pequeñas y medianas empresas que son las que crean empleo.

Ambas “manos” políticas coinciden que el problema grave es el desempleo de casi 5 millones de personas.

Por otra parte la UE plantea dotar un teórico Fondo de 1 billón de euros que serviría como un seguro para las emisiones de deuda soberana hasta un 20 % de su valor nominal, lo que nos lleva a asegurar un nominal de 5 billones de euros, en el caso de llegar a usar la totalidad. Lo que Alemania posiblemente piensa es que con esta medida de aseguramiento no continuará la presión, en el mercado secundario de deuda soberana, sobre la emitida por Italia, España y probablemente Francia.

Esto nos lleva a que hay que esperar al nuevo Gobierno de España cuya actividad se notará a partir de año nuevo, y también nos lleva a pensar que no hay que esperar nada de la UE, respecto de ninguna política proactiva, más allá de la medida reactiva adoptada que pretende ayudar a la reducción del coste de la financiación del déficit de los estados mediante la contención de la prima de riesgo respecto de Alemania de los países periféricos, con el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) constituido también con capital externo, de China y otros países con importantes Fondos Soberanos. De políticas para reactivar el empleo nadie dice ni “mu”.

Pero el que me haya leído recordará que en otros artículos dije que emitir más euros y ponerlos en circulación era una solución. Con eso se resuelve el problema del crédito para incentivar el consumo y la actividad económica. Paul Krugman (premio Nobel de Economía 2008) en su artículo del 23 de octubre en el NY Times intitulado “El agujero en el balde de Europa” abunda en esta opinión y manifiesta que ningún peligro corremos de inflación pues el incremento de la masa monetaria en una economía en estancamiento o recesión no la produce.

También dije que había que incrementar ya mismo el consumo mediante la decisión valiente de aquellos que tienen trabajo y lo tienen más seguro; en lugar de contagiarse con la actitud de la mayoría de pagar a toda velocidad las deudas, por si acaso, (por lo tanto ahorrar y no consumir), continuar consumiendo e incluso haciendo nuevas inversiones sin pagar anticipadamente las deudas y sin miedo al futuro, porque del futuro los dueños somos nosotros mismos. Los que continúan teniendo empleo es necesario que dediquen, de sus recursos, un poco más que ayer pero menos que mañana, al consumo. Si eso lo hacen los que no están en paro, estoy seguro que nos meteremos en el camino de una espiral en dirección hacia afuera, hacia la expansión, lo cual producirá incremento del consumo, por tanto de la demanda, por tanto de la producción, por tanto de la ocupación, por tanto de la riqueza, por tanto, de nuevo,  mayor incremento del consumo, de la demanda, de la producción, de la ocupación y de la riqueza, y así sucesivamente. Esta sería la manera de allanar el camino de la economía y de adelantarnos a las decisiones que un nuevo gobierno pueda tomar.

Las claves son, por tanto:

  • Incrementar la masa monetaria, cosa que le compete al Banco Central Europeo, pero al que los gobiernos pueden convencer
  • Incrementar hoy mismo nuestro consumo, los que lo puedan hacer, gastando un poquito más que ayer, pero menos que mañana
  • Esperar a que el nuevo gobierno tome las riendas, convenza al Banco Central Europeo y nos convenza a todos que yes, we can, podemos lograrlo, y más todavía comenzando a aumentar el consumo desde hoy mismo.
Anuncios

,

3 comentarios

Los indignados del 15 M continúan alzando la voz

Parece que otro día 15, en este caso, de octubre de 2011, la gente continúa alzando la voz. Ahora parece un movimiento abigarrado mundial de indignados de Stéphane Hessel, de despertados por la primavera árabe (más bien de países musulmanes) o por el 15 M español; aunque también podría decirse que es la continuación del movimiento antisistema o antiglobalización que, desde hace muchísimo tiempo, se manifiesta cada vez que hay algún acontecimiento que reúne a líderes mundiales, como el G8 o el G20.

No estoy seguro, pero me parece que va a ser difícil adivinar en qué acabará. Y lo digo porque creo que fue un error manifestarse ayer, pues lo une a los antisistema, por el día y por lo que en Roma pasó. Ciertamente que en el resto de capitales no hubo violencia porque, probablemente, eran mayoría los que, manifestándose, provenían de otra génesis de ideas. Más vale así.

Tampoco estoy muy seguro de que, a los que no nos manifestamos, nos llegue la esencia de lo que se barrunta pueda llegar a devenir realmente tal movimiento, porque…

  • Con orgullo español en los medios de comunicación se dice que los de otros países se han despertado porque el 15M se despertó en España, “de Madrid al mundo”.
  • Sólo se oyen unas cuantas, pocas, expresiones de entrevistados que señalan lo que buscan y el resto lo ponen los medios de comunicación con sus comentarios o artículos.
  • Aunque parece que lo que piden es un cambio en la democracia, especialmente de una mayor representatividad, ¿qué significa realmente “nuestros sueños no caben en vuestras urnas?, ¿acaso puede sobrevivir una democracia asamblearia, que es lo que practican, más allá de estas etapas iniciales? Para intentar responder podemos prestar atención a lo que ha pasado con los Verdes en Alemania, que han llegado parcialmente al poder, y en el resto de Europa, que al final sólo es una sigla, una marca, que produce réditos electorales en forma de algunos votos.
  • Aprovechan la problemática de los que no pueden cumplir sus compromisos de pago por la adquisición de una vivienda, que se ha extendido más de lo deseable, y montan una PAH, es decir una Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Y no es que no sea el momento para plantearse el tema de la dación en pago como se practica en USA, pues poco más puede empeorar la situación de los bancos y aunque empeore, ahora sería el momento de acometer la reforma, en su caso, dado que poco afectaría a la concesión de nuevas hipotecas, aunque las encareciera, por el nivel tan bajo de volumen actual.
  • Consideran que estamos en manos del mercado o de los banqueros, sin acometer con profundidad una reflexión sobre el hecho que el mercado lo somos todos, los del Movimiento 15 M también (somos demanda y somos oferta, que la podemos hacer cambiar), y que el dinero de los banqueros proviene del dinero de los ahorros de todos, además, por supuesto, de las grandes riquezas y beneficios de compañías dirigidas por pocos que especulan contra todos.
  • “Menos policía y más educación” es una frase bonita como meta, pero realmente vemos a jóvenes estudiantes, especialmente españoles, con poca cultura del esfuerzo, con poca aplicación a sus estudios y con pocas ganas, de todo, de nada. Al menos eso es lo que dicen los estudios de los resultados académicos en España. Si ahora les gusta escuchar sentados en el suelo clases de economía, está bien, pero eso mismo pueden hacer en las escuelas, institutos o universidades, en las aulas o en el campus, y parece que allí no se aplican.
  • Cuando dicen “no somos antisistema, el sistema es antinosotros” significa precisamente eso, que son anti sistema, que no confían en los medios que el sistema tiene para resolver los problemas sociales. Y esto es peligroso aunque, quizás, no dejen de tener razón.

¿No será más bien que no se atreven a plantear el sustituir a los líderes de los partidos políticos, o a los propios partidos actuales, por otros nuevos, o por sus propias personas, porque no confían en sí mismos, porque saben que el poder corrompe? Y, de nuevo digo, tienen razón si es así.

Pero al menos nos están haciendo pensar. Adelante pues con este despertar social e intelectual que nos hace reflexionar en que se precisan elementos que eviten tiranías o excesos del sistema, sean del mercado, de la banca, de los partidos o de la globalización, porque todo ello se junta, y al final, no queda en la mente más que el pensamiento de sustituir el sistema, pero ¿por qué otra cosa lo podemos sustituir?

, ,

Deja un comentario

Mis dudas sobre el Movimiento 15M

Quería hablar sobre el Movimiento 15M, pero me dije a mí mismo que no debería hacerlo hasta no tener una fundada opinión y, claro, me es difícil tenerla porque cada vez tengo más dudas.

Primero vi a jóvenes normales, quizás en paro o estudiantes; después comencé a ver a personas mayores que por su edad parecían jubilados y, por tanto, desfaenados. También vi a jóvenes alternativos, rastas, con muchos tatoos y otros con pinta de ocupas.

Mis primeros pensamientos de que, finalmente, la juventud alienada, que vivía a costa de los papás aunque estudiando o trabajando, pero que con poco tenían suficiente, que prefería el ocio y la mediocridad al esfuerzo, a las aspiraciones, al reto, a seguir mejorando; que criticaba lo que uno había sido (esclavo de su propio esfuerzo), que hacía ciertas las palabras de la célebre frase cuando señalaba que “necesito poco y lo poco que necesito, lo necesito muy poco” porque los papás suministraban el resto, viviendo en casa de los padres o en la propia, con ropa que lavaban sus padres, con tuppers de comida que hacía su madre…, decía que finalmente la juventud se despertaba. Y se produjeron en mí sentimientos de alegría. Finalmente la juventud sería, como en todas las generaciones, la que haría avanzar a la comunidad humana en el desarrollo social. La sociología, la psicología social y la antropología tendrían un objeto más de estudio.

Pero parece que lo que vamos a tener que estudiar y profundizar, en realidad, es un nuevo sesgo del movimiento ocupa, ocupa de plazas y espacios públicos; o el movimiento hippie alternativo que se organiza en comunas, ya bastante trasnochado.

O, a lo mejor, me equivoco y no es así y, efectivamente, lo mejor de la juventud que aplaude con movimientos de manos y dedos, que se sienta en el suelo, que quiere practicar un remedo de democracia asamblearia, que reflexiona, no se deja llevar por los asociales o por sociópatas.

El tema es serio, porque una luz de esperanza se podría ver apagada por individuos que padecen sociopatía, también conocida como trastorno de personalidad antisocial (TPA), patología que deriva en que las personas que la padecen pierden la noción de la importancia de las normas sociales, como son las leyes y los derechos individuales.

De modo que en lugar de fijar hoy mi criterio sobre el Movimiento 15 M, me lo reservo para futuro, cuando del río revuelto que parece ser, la suciedad que lo envuelve se pose y se vea qué queda de bueno. Hasta ahora todo son dudas. Dudo, incluso, de todo lo que he dicho.

, , , ,

1 comentario

Los acentos y el aprendizaje incorrecto del idioma

 

Artur Mas, el President del Govern de Catalunya ha tenido necesidad de quedar bien, envainándose el comentario en el que afirmó que los adolescentes catalanes salen de sus estudios conociendo el castellano, tan bien, como cualquiera de Salamanca, Valladolid y por supuesto de Andalucía o Canarias, que por cierto a algunos de ellos ni se les entiende (más o menos así lo dijo).

Para algunos esta afirmación no es de buen gusto, no es políticamente correcta, es ofensiva para andaluces y canarios, pues se ha hablado contra el acento de los andaluces y canarios; incluso ha tenido “efetos” (por efectos) en los gallegos, como dicen estos cuando hablan en castellano.

Pero del acento, en el Diccionario de la RAE se dice[i], entre otras cosas, que va sobre la vocal de la sílaba que se quiere enfatizar dando a entender que, en la práctica es una cuestión más de vocales que de consonantes, que es una cuestión de particularidades fonéticas basadas más en las vocales. Todos notamos la diferencia en la vocalización, pues algunos de los idiomas peninsulares no tienen sólo 5 vocales sino muchas más.

Hay que notar que, del acento, han hablado los respondones de Artur Mas, contrariamente a lo que probablemente quería decir Mas, pues creo que él quería enfocar el tema en el hecho de que cuando las consonantes dejan de pronunciarse, o se pronuncian de otro modo el lenguaje hablado cambia hasta tal grado que se convierte en ininteligible, en otro.

No me hagáis recordaros la diferencia entre el inglés escrito y el hablado, y no lo digo al nivel de quien no conoce dicho idioma, sino al nivel de quien sabe que puede, por mucho que busque, no encontrar norma alguna por la que un mismo signo, unas veces se pronuncia de un modo y otras de otro. Esa es la razón de que en USA haya tantos concursos de deletreo, para ellos se precisa memorizar (tal cual el chino) los signos, uno a uno, para saber escribir correctamente la palabra. No así en el castellano de un hablante estándar, que oyendo hablar sabe escribir. Igual ocurre en catalán, o en alemán dos de los idiomas en donde la pronunciación, la prosodia, está, con pocas reglas, claramente establecida.

Pues bien, si algún padre de niños andaluces o canarios se siente ofendido, lo hacen sin causa, porque, en efecto, el idioma que desde pequeños aprenden sus hijos no es el castellano estándar. Se comen consonantes y otras las pronuncian de distinta manera, solo falta un poco de tiempo para que el modo en que hablan (como lo hacen los argentinos con la y, la doble ele, ll, y la jota, j, así como con la conjugación de los verbos), haga que se convierta en otro idioma.

Ozé, zaca er zaco de la za para que ze ceque ar zo, es un ejemplo jocoso de ceceo. En cuanto al seseo, este es general, aunque no sea lo que más perjudica al entendimiento, porque casi es normativo.

La distinción entre el singular y el plural es la apertura mayor y alargamiento de la vocal final, porque la s final se la comen: là càsàa, por las casas, la r (erre) por la l (ele).

Decir estas cosas no es ofensivo. Lo ofensivo es que habiendo aprendido el idioma, de los padres y por la calle, que se habla así, en las escuelas no se consiga que hablen el estándar admitido y continúen no sólo seseando (pronunciando las c delante de e,i; las z delante de todas las vocales como s) sino pronunciando la doble ele, ll, como y griega, y, [chiquiyo] en el interior de la palabra y como ele, l, al final de ella, [Sabadel]); así como el dígrafo ch como sh inglés; la ele, l, como la ere, r; y muchísimos más.

No, no es ofensivo decir que los maestros que enseñan a los niños en dichos territorios, los cuales, probablemente, la mayoría de ellos, son también de los mismos territorios, no tienen éxito en enseñar a hablar correctamente el idioma estándar.

Nada que decir de que en casa hablen dialectalmente su andaluz o canario, pero de la escuela deben salir hablando, leyendo y escribiendo el idioma estándar. Y todos vemos y oímos que ministros y ex presidentes de gobierno y otras altas instancias hablan dialectalmente. ¿Cómo queremos que hablen inglés si ni su propio idioma lo conocen a la perfección?, e, insisto, nada que objetar que lo hablen a su manera dialectalmente en su círculo, pero deberían saber el estándar.


[i] ACENTO (Del lat. accentus, calco del gr. προσῳδία).

1. m. Relieve que en la pronunciación se da a una sílaba de la palabra, distinguiéndola de las demás por una mayor intensidad o por un tono más alto.

2. m. Tilde, rayita oblicua que en la ortografía española vigente baja de derecha a izquierda de quien escribe o lee. Se usa para indicar en determinados casos la mayor fuerza espiratoria de la sílaba cuya vocal la lleva, p. ej., cámara, símbolo, útil, allá, salió; y también para distinguir una palabra o forma de otra escrita con iguales letras, p. ej., sólo, adverbio, frente a solo, adjetivo; o con ambos fines a la vez, p. ej., tomó frente a tomo; él, pronombre personal, frente a el, artículo.

3. m. Modulación de la voz, entonación.

4. m. Conjunto de las particularidades fonéticas, rítmicas y melódicas que caracterizan el habla de un país, región, ciudad, etc.

,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: