La búsqueda de una salida de la crisis

Esta mañana estaba hablando con Jesús López Flor, Director de Radio Castellón, cadena SER, y mientras degustábamos un café después de otras cosas más alimenticias, hemos estado comparando la crisis económica con la salud.

Del mismo modo que la medicina sin conocer las causas de las enfermedades (quizás demasiado complejas y difíciles de dilucidar) en principio, se ocupa de los cuidados paliativos, es decir, de aplicar analgésicos contra el dolor y el malestar, de controlar la sintomatología, aun sabiendo que no necesariamente por esconderla se cura la gente; y es después de que han transcurrido muchos años desde que el cuidado paliativo funciona, cuando la ciencia entra a investigar las causas, para arreglar, para evitar, para curar, si puede, investigando de lleno el del fondo del asunto … Digo que siendo así en la ciencia de la salud, no tendríamos por qué no aceptar una estrategia semejante en la salida de la enfermedad económica que nos aqueja, la gran crisis del siglo XXI.

Pues en esa direción comento que si, en efecto, los funcionarios tienen la casi completa seguridad de que no se van a quedar sin trabajo, de que van a seguir cobrando sus retribuciones, ¿por qué es que ha bajado el consumo y la inversión también de ellos? Es una cuestión de contagio psicológico.

Venga pues un líder social que nos convenza a todos de que consumir es bueno, de que consumiendo viene la solución a nuestros problemas. Sólo es cuestión de confiar, de tener confianza en el futuro (y ¿por qué no, si el futuro es nuestro?). Si consumimos aumenta la producción, si aumenta la producción aumenta la ocupación, si aumenta la ocupación aumenta la posibilidad de continuar aumentando el consumo y la riqueza.

Sólo falta que un líder nos convenza de entrar en un círculo virtuoso como es el consumo porque tenemos confianza (aunque sólo sea eso lo que tengamos).

Esa es la medicina paliativa que yo sugiero. Búsquese a un líder que nos convenza y tomemos la medicina del consumo y la confianza. Tomémosla todos, no solamente los funcionarios, a quienes antes he aludido.

He repetido tres veces las palabras “que nos convenza” porque opino que es una cuestión psicológica,  y reconozco que no he entrado en el fondo, en la causa, del problema, pero como el paracetamol que no cura pero nos hace sentir bien y nos creemos que lo estamos, así consumiendo parecerá que se arreglan nuestros problemas.

Posteriormente que la ciencia, que los entendidos de verdad, añadiendo la voluntad de los políticos que nos representan, que hablen y decidan las técnicas a aplicar, si ha lugar a entrar en un esfuerzo por cambiar (evidentemente a largo, quizás a muy largo plazo) un poco o un mucho el modelo productivo.

,

  1. Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: