Entrevista en el diario Levante

El diario Levante ha publicado, en su edición del martes 6 de Julio de 2010, la entrevista adjunta.

 

, ,

  1. #1 por Louis Pourignaux el 26 septiembre, 2014 - 14:24

    Nunca pensé que usted podría traicionarse a sí mismo escribiendo un libro que excluye del cuadro a Dios, la Justicia personificada, que la implantó en el hombre mediante su conciencia innata. “Hagamos un hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza”. ¿Le parece a usted más verosímil proponer la doctrina del azar? ¿No percibe usted el amor de nuestro Magnífico Creador en la creación que nos rodea, incluso en el sentido de la justicia que concedió al género humano y no a los animales? ¿Le parece honesto y justo darle la espalda a Dios y a lo que una vez usted creyó y defendió con valentía? Yo creo más bien que eso es la antítesis de la justicia. Me produce una profunda tristeza viniendo de usted, a quien en otro tiempo respeté profundamente, precisamente por su sentido de la justicia

    • #2 por Frederic Rivas el 26 septiembre, 2014 - 16:15

      Lamento no conocerle o no recordarle aunque agradezco su comentario como una expresión de su sinceridad.
      Con la misma sinceridad le indico que ello no quiere decir que, subjetivamente, considere exacto o correcto dicho comentario, pues, lo cierto es que, en la organización que se ha dado el hombre a sí mismo sobre la Tierra, la justicia brilla por su ausencia. Me supongo que se habrá o le habrán hecho la pregunta ¿es la conciencia una guía segura? Si la “conciencia” a la que usted califica de “innata” fuera una guía segura, el mundo sería de otra manera, mucho más seguro y, sobre todo, más justo.
      El hombre se ha acostumbrado culturalmente a actuar de un modo determinado según el área del planeta y el contexto cultural y religioso en el que ha nacido y convivido. La justicia que practica el hombre es, claramente, humana. De hecho el no hacer lo culturalmente aceptado, para los congéneres de la misma área, es injusto; por lo tanto el derecho, la norma a la que civilmente nos tenemos que someter, la justicia, varía de lugar en lugar y de tiempo en tiempo. Lo que es sancionado por el hombre en un momento de la historia, no lo es en otro.
      Además, la justicia del hombre en la tierra no refleja ninguna justicia divina. Lo que no quita que algunas personas bien educadas se comporten de un modo mejor, manifestando altruismo y bondad amorosa, cosas hacia la que todos deberíamos tender, tanto para practicarlas nosotros mismos como para enseñarlas a nuestros hijos.
      Respecto a otras afirmaciones que usted hace, lamento lo que dice y quisiera indicarle que no he pretendido hablar de religión (eso lo dejo para hacerlo, si acaso, en otro contexto), sino de una concienzuda investigación respecto de los últimos avances de las ciencias en cuanto a cómo se ha ido gestando el concepto de justicia entre los humanos.

    • #3 por Frederic Rivas el 4 octubre, 2014 - 21:27

      Nunca pensé que el señor “Pourignaux” o el señor “de Tarso”, no respetarían las normas publicadas de admisión de comentarios.
      No se admiten anónimos ni debate sobre religión.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: